Hoy os traemos dos playas para perros en las Rías Baixas: O Espiño y O Portiño. Son dos playas caninas, una al lado de la otra, situadas en el pueblo de San Vicente, en la península de O Grove. Aparcamos el coche en el puerto, donde hay un restaurante con terraza y raciones típicas. Caminamos solo un par de minutos para llegar a la playa. Hacía mucho calor y había bastante gente, pero el ambiente estaba relajado y tranquilo.

El cartel que señaliza las playas caninas no especifica que tengan que ir atados y todos los perros estaban sueltos y en armonía. Una pasada! En la primera de las playas, la que está mas pegada al puerto, la arena es más fina, a diferencia del siguiente tramo que tiene una arena gorda que incluso lastima los pies. El mar en esta zona es tranquilo, así que son unas playas perfectas para perros que temen las olas. Al final de ambas playas hay una zona de rocas, con charcas que se forman al bajar la marea y que resultó ser mi zona favorita para investigar dejándome llevar por los olores y pegarme un chapuzón

La península de O Grove es sin duda un lugar ideal para pasar unas vacaciones de verano con perros. Además de dos playas caninas oficiales, ofrece buena gastronomía, rutas de senderismo cercanas, pueblos marineros con encanto y varios alojamientos que admiten perros. Podéis descargar el mapa de O Grove aquí.  En definitiva, un destino en las Rías Baixas para viajar con perro que no os defraudará.

¿Estás planeando tus vacaciones con perro en las playas caninas de O Grove? Te recomendamos lugares de interés cercanos y alojamientos que admiten perros en la zona:

imageMirador A Siradella

Es el punto más alto de la península de O Grove que forma un extraordinario mirador sobre la ría de Arousa y el océano atlántico. Desde allí veremos a nuestros pies las islas atlánticas, la lengua de arena que une la antigua isla de O Grove con el vecino municipio de Sanxenxo, la rica ensenada de O Vao y la playa de A Lanzada. El mirador se encuentra perfectamente acondicionado con zonas de aparcamiento para vehículos y bicicletas. Hay zonas de recreo infantil, además de barbacoas y mesas de piedra. Existe también un centro de Interpretación de la Naturaleza emplazado en el Monte.

imageIsla y capilla de A Toxa

En la Isla de A Toxa, a la que se accede cruzando un puente desde la península de O Grove, destacan el Balneario, el Casino y la Capilla, que está completamente recubierta de conchas de vieira. Es muy típico comprar jabones y collares de conchas en los puestos que hay a lo largo del paseo marítimo. Además, esta pequeña isla cuenta también con dos rutas, una para hacer senderismo y otra para bicicletas, a través de un parque de pinos centenarios, que están diseñadas como un libro ecológico donde vas encontrando paneles informativos en los que descubres historias de la isla.

imageCambados

El perfil sinuoso de la Ría de Arousa propicia la existencia de un gran número de ensenadas y penínsulas que favorecieron el asentamiento de muchas villas marineras, entre las que destaca Cambados, la capital del Albariño. Es una villa señorial en la que se puede disfrutar paseando por sus calles de casas blasonadas, degustar los mejores vinos de la zona y comer marisco y pescado fresco en una de las muchas terrazas cercanas a la extraordinaria plaza de Fefiñáns.

imageSanta Mariña do Dozo

Las hermosas ruinas góticas de Santa Mariña do Dozo están envueltas en misterio. Es un laberinto de tumbas bajo arcos de piedra que, como decía Cunqueiro, sostienen el viento. Entre ellas encontramos tumbas tan dispares como la del hijo del famoso escritor Valle Inclán y las de familiares de una famosa familia de narcotraficantes. Por si fuera poco, alberga también una escultura de una virgen embarazada.

imageRuta da Pedra e da Auga

La Ruta da Pedra e da Auga (de la Piedra y el Agua) es un precioso recorrido de unos 8,5 kilómetros que discurre a lo largo del río Armenteira y de los 33 molinos de piedra que encontraremos en sus orillas. En total, necesitaremos entre 4 y 5 horas para realizar esta hermosa ruta que además de una exhuberante naturaleza nos permitirá disfrutar de la visita del Monasterio de Armenteira. Leer +

imagePetroglifos de Campo Lameiro

En el parque arqueológico de Campo Lameiro podemos disfrutar del arte rupestre gallego de la Edad de Bronce. La entrada, que cuesta 3€, nos permite acceder con perro atado con correa y hacer el recorrido de unos 3 kilómetros para descubrir la vida de nuestros antepasados. Los petroglifos, maravillosos y enigmáticos, son los protagonistas en este paraje natural perfecto para disfrutar de un día de nuestras vacaciones con perro.

imageCombarro

El pueblo de Combarro tiene un encanto especial. Además de ser una preciosa villa marinera, con sus casas antiguas de piedra y sus callejuelas estrechas, posee más de 30 hórreos, muchos de ellos en primera linea de costa, justo pegados al mar. A pesar de ser un pueblo muy turístico, merece la pena visitar esta pequeña venecia gallega y tomar una ración acompañada de un buen vino en una de las muchas tabernas con terraza y vistas al mar.